La sinagoga

Además de viviendas, talleres, obradores y tiendas, existen ámbitos rituales, generados por su significado religioso o litúrgico. Además de los baños –no tanto los públicos, utilizados con fines higiénicos, como el miqwé, asociado a la purificación de la mujer–, las carnicerías –que suministran carne kasher, apta para el consumo– y los hornos –donde se elabora el pan mazot sin levadura durante la Pascua–, la judería cuenta al menos con una sinagoga.

La sinagoga, que proviene del griego synagogé, es una institución nuclear en la judería y la columna vertebral de la comunidad. No solo es un centro de oración y de estudio, sino el lugar donde se reúne la aljama para adoptar decisiones relevantes y donde se imparte justicia, así como en muchas ocasiones es sede de las cofradías piadosas y las instituciones docentes.

En su mayoría, son edificios modestos, a los que se accede por un patio o atrio lateral, con puertas diferenciadas para hombres y mujeres. Estas últimas se acomodan en una tribuna o matroneo en el primer piso o en una estancia lateral, puesto que no pueden compartir la sala de oración, reservada a los varones.

Dispone de una ornamentación austera, a base de pinturas murales o yeserías –las comunidades más ricas las engalanan con artesonados dorados y policromías–, y un mobiliario que se ordena en torno a una línea imaginaria que conecta el arón ha-qodes o Arca sagrada, donde se custodia los royos de la Ley o Torah, orientada hacia Jerusalén, la Menorah o candelabro del Templo, y la bimah o tarima desde donde el hazán o cantor dirige la oración.

En Zaragoza, por ejemplo, el área monumental y su centro cívico agrupa el complejo del Castillo, el hospital, la Sinagoga Mayor (Biqqur Holim) y la menor, las carnicerías y los centros de enseñanza (Talmud-Torah), muy cerca de la Puerta Ferriza, coincidente, en su parte, con el Seminario de San Carlos y el palacio de los Morlanes, aunque otros autores la sitúan entre la calle Santo Dominguito de Val y San Vicente de Paúl.

La Sinagoga Mayor se documenta al menos desde 1311, en la entonces plaza de la Sinagoga. Fue adquirida a la ciudad –propietaria del edificio desde 1493 gracias a una donación real– por los jesuitas en 1557, cuando era un granero, para levantar la iglesia de Nuestra Señora de Belén, consagrada por el obispo de Huesca, Jaca y Barbastro en 1560. Pocos años después se derribó para levantar la actual iglesia de San Carlos Borromeo. Tras la expulsión de la Compañía, en 1767 se dedicó a seminario diocesano.

El edificio, del que no quedan vestigios, presentaba planta basilical de tres naves, la central más elevada que las laterales, separa por pilares, con techumbre de madera, dorada en alguno de sus tramos, se adornaba de racimos de mocárabes. Poseía siete puertas, tres en cada lateral, y la entrada principal, practicada en el muro occidental. La techumbre, dorada en alguno de sus tramos, se adornaba de racimos de mocárabes. A ambos lados de la nave mayor discurría un friso con inscripciones hebreas extraídas de la Torah, en rojo y azul. En el muro septentrional, con los mismos pigmentos, figuraba una Menorah. Era similar por su tipología a la sinagoga de Santa María la Blanca de Toledo o la del Corpus Christi de Segovia.

Además, y como es lógico en una comunidad de estas dimensiones, contaba cinco sinagogas públicas más. A saber, la Sinagoga Menor o “Chica” (1330), en la plaza de José Sinués; la Sinagoga de Biqqur Holim (1382) –de la cofradía de “Visitar enfermos”–, también llamada de los Torneros, en la calle de la Verónica; la Sinagoga de los Callizos (1329), en la calle Hermanos Ibarra; la Sinagoga de Bienvenist (1325), en la calle de Gabriel Zaporta; y la Sinagoga de Talmud-Torah, perteneciente a la cofradía homónima, en la plaza de Abnarrabi, en el cruce de las calles Santo Dominguito de Val y San Vicente de Paúl.

Galería:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Visit Us On TwitterVisit Us On PinterestVisit Us On Youtube