El horno

Las aljamas cuentan con licencias reales, las más antiguas de las cuales se remontan al menos al reinado de Jaime I, permitiéndoles la cocción de pan ácimo o pan maçot, consumido en días festivos, como la Pascua, en cuya masa se coloca la impronta de un sello, siendo en este momento cuando estos espacios adquirían una dimensión ritual.

Todavía en Biel, un siglo después de la expulsión, se distingue el horno ubicado en el Pueyo, y horno de la sinoga. Cuando habían de compartirlo —La Almunia de Doña Godina, Épila, Jaca—, para salvar las prescripciones religiosas, los rabinos afirmaban que bastaba con que un judío alimentara el fuego con regularidad.

Una vez molido el grano, cada familia hacía la masa de pan en su propio hogar y una vez preparada se llevaba al horno, en general comunitario, pagando una cantidad por su cocción. Esta operación de amasado, realizado en el hogar una vez por semana, requería su propio instrumental. De ahí que en las viviendas tengan una pequeña estancia denominada masadería, o que en la cocina dispongan de una artesa o “bacias de masar”.

La importancia concedida a las panaderías, al tratarse de un alimento básico en la dieta cotidiana, se refleja en el contrato de arrendamiento conocido como "firma de panaderos", que los adelantados sacaban anualmente a pública subasta, pues era propiedad de la aljama, donde se establecen unas garantías de calidad, abastecimiento y precio.

Por ejemplo, en Uncastillo, Sos del Rey Católico o Daroca, sabemos que se horneaba el doblero o panecillo pequeño en forma de rosca con un peso de dieciocho onzas, esto es, sobre el medio kilogramo, durante todo el año, con independencia de la carestía del trigo. Si se advertía en cualquier de las inspecciones realizadas por los adelantados o por el almutazaf que en una hornada había más de seis panecillos por debajo de este peso, eran sancionados.

Galería:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Visit Us On TwitterVisit Us On PinterestVisit Us On Youtube